Saltar al contenido
Guapacho – Tecnología, ciencia y cultura digital

SmartTV: La llegada de la Televisión Inteligente

Hace no mucho tiempo venimos siendo inundados con información acerca de LCD’s, Plasmas, LED, televisión inteligente, Hig Definition y muchas más, en referencia a lo que antes eran los humildes, sencillas y amables televisores.

Es interesante ver como el televisor ha perdido de alguna manera influencia en nuestra sociedad, influencia que fue cobrada por el Internet y sus múltiples opciones, pero antes de desaparecer, como muchos llegaron a vaticinar, la televisión ha repuntado y antes de irse contra la red de redes, la ha hecho parte  de su ecosistema.

Últimamente hemos asistido a eventos donde las grandes empresa fabricantes de televisores nos enseñan algunos aparatos que lucen como televisores, funciona como televisores, pero que definitivamente son la evolución de aquellos aparatos que solían ser el centro de nuestros hogares hace solo algunos años.

Yo hace algún tiempo entre en conflicto con la televisión, cuando la programación dejó de aportarme algo nuevo, empezó a mostrarme una y otra vez cosas que ni me interesaban, por lo que decidí refugiarme en el buen Internet, donde por lo menos tengo algo de voz activa para decidir que contenidos quiero consumir.

Pero últimamente he podido observar  que la televisión actual, a pesar que apunte a televisores mas delgados, con nombres y tecnología descrestaste, su apuesta principal es la posibilidad que el usuario pueda ver lo que quiera, cuando quiera y como quiera, aparte de poderlo comentar con su entorno o poder hacer un juicio de valor ante de consumir determinado contenido.

La televisión ha evolucionado, tanto así que al parecer llegar el momento en que podremos decir que ya no es perjudicial para la salud y el cerebro, de hecho puede llegar a ser educativa e interesante.

A quienes veo mal en esta ecuación es a los anunciantes, que tienen que evolucionar también, ya es más fácil “filtrar” los comerciales, con lo que les queda buscar nuevas formas de atraer nuestra atención o morir en el intento.

Por ultimo también existe el problema de la regulación de contenidos, antes solo era prender el televisor y observar lo que se trasmitía  en ese momento, sin pensar que ese producto tenia dueño o no, en la actualidad es tan sencillo acceder a contenidos que posiblemente  lleguemos a cometer un delito sin ni siquiera tener conciencia de ello, puedo sonar un poco paranoico, pero si se llegase a imponerse controles fuertes en cuanto a derechos de autor, la televisión volvería a la era oscura donde solo era manejado por algunos pocos, con intereses creados de por medio.

Y de nuevo me volvería a pelear con la televisión y ahora que todo iba por buen camino