Saltar al contenido
Guapacho – Tecnología, ciencia y cultura digital

Pirateria, una opinión personal

10 abril 2011

Como algo para aportar a la discusión generada, pongo a consideración un articulo que hace referencia al cambio de mentalidad que debe tener la industria antes que presionar por la aprobación de leyes.

Acerca de la “piratería” musical

La piratería es una práctica de saqueo organizado o bandolerismo marítimo, probablemente tan antigua como la navegación misma. Consiste en que una embarcación privada o una estatal amotinada ataca a otra en aguas internacionales o en lugares no sometidos a la jurisdicción de ningún Estado, con el propósito de robar su carga, exigir rescate por los pasajeros, convertirlos en esclavos y muchas veces apoderarse de la nave misma. Su definición según el Derecho Internacional puede encontrarse en el artículo 101 de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.2 – wikipedia.org

La anterior frase es la definición oficial en cuanto al termino de piratería, pero con respecto a copiar una canción, una película otro archivo, que lo que se hace es hacer una precisamente eso una “copia” donde ha nadie han robado también se le ha denominado como piratería, es decir un robo en el cual nadie ha perdido nada, aclaro que no digo si es bueno o malo, solo que los terminos han cambiado drásticamente y de hecho hay muchas personas en problemas por piratear.

Ahora bien el problema básicamente es que las industria (ya sea musical u de otra índole)  no han podido inventarse un nuevo modelo de negocio donde no se convierta en criminal a una persona que descarga un archivo protegido desde Internet.

En el caso de la música, muchas veces algunas grandes bandas han demostrado que regalando o distribuyendo gratuitamente su música, no se han rebajado a la indigencia, más bien al contrario han logrado unos dividendos y una promoción sin precedentes, donde los fans compran el disco físico por el amor de tener el álbum, y son los que gastan las entradas a los conciertos, donde ganan mucho dinero, la puesta en la red de las canciones debe verse como una promoción, como una forma de hacer conocer los artistas por parte de la sociedad y que los músicos se esfuercen en dar lo mejor de si  y no solo ser parte de una campaña de marketing, donde lo que prima es la promoción y la belleza física del cantante.

La industria se ha estancado y no ha evolucionado a la par de las nuevas tecnologías, antes al compararnos un álbum lo hacíamos por una o dos canciones, es decir por un porcentaje mínimo de lo que queremos escuchar, en este momento podemos comprar (o descargamos) las canciones que queremos y en verdad nos gusten, además el precio del soporte físico a veces alcanzaba precios bastante altos (cerca de 15 dólares), con lo cual algunos adolescentes no tenían la posibilidad de comprar (el target de las personas que más música consumen) y a donde los artistas y promotores ponen sus ojos.

Admitamoslo, la piratería es una realidad y mandar a los usuarios a la cárcel por descargarse música o películas no es la solución, los usuarios ahora están más informados y son más críticos, lo que significa que si un artista trata de ladrones o de terroristas a alguien que descargo su música porque le gusta, de seguro perderá un fanático, pero no solo, este personaje puede multiplicar su decepción y llegará a mas personas, que se unirán a su causa de desprecio.

Lo único que queda es que la industria evolucione, que escuche a los usuarios quienes son los que compran y mantienen sus finanzas, llegar a acuerdos y no perseguir a las personas.

¿Cual es la mejor solución?, creo que esa la deben buscar los genios de la industria, ser creativos y buscar lo que podría llamarse un equilibrio con respecto de las nuevas tecnologías.