Saltar al contenido
Guapacho – Tecnología, ciencia y cultura digital

Pinturas antibacteriales, ahora con tecnología de Dow

pinturas_

La preocupación por tener espacios libres de bacterias que afecten la vida diaria y el funcionamiento de lugares tales como cocinas, restaurantes, hospitales, consultorios médicos, salones de clase, entre otros, se ha intensificado en los últimos años. Como respuesta a esto, las compañías de fabricación de pinturas han desarrollado productos que minimizan la aparición de bacterias y hongos en espacios cerrados.

En condiciones óptimas las bacterias se pueden reproducir cada veinte minutos, esparciéndose rápidamente, siendo capaces de causar algún perjuicio, por esto, cualquier lugar con piso y techo es propenso a estar contaminado. Para mitigar este riesgo, Dow, compañía líder en el sector de especialidades químicas en el país, ha desarrollado una solución que ayuda a detener infecciones y enfermedades al inhibir la reproducción de los gérmenes por medio de su más reciente innovación en pinturas antibacteriales.

“Estas pinturas poseen el sello BioPruf™ que les otorga la capacidad de eliminar e inhibir el crecimiento de las bacterias presentes en una pared, que a su vez, pueden ser causantes de infecciones. Este desempeño es certificado por métodos de laboratorio basados en las normas internacionales más exigentes como las ASTM y JIS, por lo que una pintura antibacterial con esta tecnología ofrece no solo protección a la pared o las superficies que recubre, sino también protege a la gente que está en sus alrededores, al limitar el número de bacterias que crece y se reproduce sobre ellas” afirma Carlos Juárez, Gerente de Servicio Técnico, Dow Microbial Control.

El sello BioPruf™ sin embargo, no solo representa protección contra bacterias, las pinturas con esta tecnología son resistentes al crecimiento de moho (hongos) en interiores, previniendo olores, manchas en la pared, evitando posibles alergias, al mismo tiempo que mantiene la buena apariencia de las superficies. Mientras que en pinturas para uso en exteriores, evita el crecimiento de algas que producen manchas verdosas en las paredes, manteniendo un acabado atractivo por más tiempo, disminuyendo la necesidad de repintar frecuentemente, lo que significa un ahorro de esfuerzo y dinero.

Los lugares más comunes donde estas bacterias crecen y se reproducen con facilidad pertenecen al sector de la salud (salas de operaciones, consultorios médicos, dentales y veterinarios); ambientes donde los niños se desenvuelven (salones de clases, vestidores, habitaciones); y lugares donde diferentes grupos de personas conviven frecuentemente (cuartos de hoteles, sanitarios públicos, tiendas, cocinas y restaurantes, entre muchos otros).

“La tecnología BioPruf™ es superior a las tecnologías existentes en el mercado para pinturas antibacteriales en varios aspectos: es una tecnología que aporta bajo VOC a las pinturas, es resistente al arrastre por agua, lo cual permite garantizar su eficiencia antibacterial por más tiempo aún con lavados frecuentes, y además tiene menor impacto ambiental dado que no contiene metales pesados como la plata o el zinc, lo que la ha hecho ganadora del Premio Sello Verde (Presidential Green Chemistry Award) de la agencia de protección al ambiente norteamericana (EPA),”, agrega David Suárez, Gerente de Mercadeo para Latinoamérica de Dow Microbial Control.

Como líder mundial en combinar el poder de la ciencia y la tecnología para innovar con pasión aquello que es esencial para el progreso humano, Dow afirma una vez más su compromiso de ofrecer productos con estándares de calidad altamente calificados que beneficien a sus aliados estratégicos y al consumidor final.