Lily, la mejor cámara del mundo

¡Se imaginan combinar una poderosa cámara con un drone? pues el resultado es Lily la cámara voladora para para los aficionados a conseguir las tomas perfectas desde la tierra y desde el aire.

¿Recuerdan a Weebo? ¿el robot volador de la película Fluber? pues es muy parecido, un disco gordo pero este se diferencia por que tiene 4 hélices. Este robot cámara mide 8 centímetros de alto y aproximadamente 26cm de diámetro y pesa sólo 1,3 kilos. Se caracteriza por que al lanzarlo en el aire sus motores se iniciarán automáticamente, y como un avión no tripulado toma vuelo. El cuerpo de la máquina está completamente sellado para evitar cualquier filtración en condiciones de lluvia o la nieve, en realidad se puede echar en el agua.

Lily viene con un control que no es el típico dispositivo con palancas y switches. En lugar de preocuparse por la inclinación o la orientación, tiene una especie de reloj, o dispositivo de rastreo en forma de disco que sigue al usuario a cualquier ligar a donde se dirige.
Usando una combinación de GPS y seguimiento del sujeto visual, este disco deja a Lily saber de su posición, distancia y velocidad, así es que usted puede mantenerse tranquilo pues lo seguirá donde quiera.

Una vez que Lily está centrado en su objetivo, usted. La cámara volará y se configurará para mantener siempre fija su posición, sin importar en que lugar se encuentra, si gira o simplemente se mantiene estático la cámara se mantendrá fija en un lugar o circulara alrededor de su punto de acuerdo a cómo la programó.

Lily también se puede configurar para realizar vuelos perfectos de un lugar a otro, o simplemente tiene para seguir todos los movimientos de un objetivo que claramente debe llevar el sensor. Una aplicación móvil permite programar otras rutas de vuelos, así como el cambio de configuración de la cámara y la edición y compartir sus clips y fotos.

Este drone viene con una cámara integrada con sensor de 12 megapíxeles de Sony que solo se encuentra en las cámaras de acción GoPro Hero3 e Ion Air. Puede capturar vídeo 1080p a hasta 60 fotogramas por segundo o 720p a 120fps. Además, el rastreador tiene un micrófono incorporado que está sincronizado con la cámara, lo que le permite capturar audio desde el suelo.

La empresa creadora de Lily está ejecutando una campaña de preventa de 29 días que le permite elegir el módelo básico por solo $ 499 (aproximadamente $1,200.000 pesos).

Seguro un excelente regalo de tecnología para los geeks en esta navidad.

@osorioesteban

Adicto a la tecnología. 50% de su tiempo lo gasta buscando oportunidades de mercadeo para los blogs y el otro 50% procastinando (escribiendo). Amante de todo lo que se puede llamar tecnología. Contacto: esteban.osorio@t4medios.com Pueden seguirlo en Twitter desde: @osorioesteban