Las manillas de pago sin contacto de Bancolombia ya se pueden conseguir en Bogotá - Tecnología y Sociedad

Las manillas de pago sin contacto de Bancolombia ya se pueden conseguir en Bogotá

Las manillas de pago sin contacto, con las cuales pueden hacerse compras con la cuenta de ahorros asociadas al cliente, y que solo exige clave para compras mayores de 50.000 pesos colombianos,  están disponibles inicialmente en las sucursales Bancolombia de Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla, Bucaramanga y Pereira para que los clientes las adquieran y mejoren su experiencia con un medio de pago fácil, ágil y seguro con tecnología NFC (comunicación de campo cercano, sigla en inglés), que hoy se usa también en las tarjetas débito, incluidas las de transporte

Con esta manilla, los clientes ya no tendrán que portar una tarjeta débito para realizar sus compras. Ahora tendrán en su muñeca una manilla asociada a la cuenta de ahorros como un producto adicional a su tarjeta débito, que les permitirá reducir hasta 10 segundos el proceso común de pago en datáfono.

Las manillas tienen un costo único de activación de $8.400 más IVA y no tendrá costo de cuota de manejo mensual. Para adquirirla, los clientes tendrán que presentar su cédula original y la tarjeta débito actual. Las personas podrán usar, según su necesidad, la tarjeta débito o la manilla de pago sin contacto sin que una reemplace a la otra.

Un exitoso experimento

Con la creación de los llamados ecosistemas libres de efectivo, Bancolombia llegó a tener hasta 14.000 manillas en diferentes colegios, universidades y empresas del país.

“El siguiente paso es la masificación de las manillas, es decir la entrega a todos los clientes. Demostramos que este es un medio de pago que, por encima de lo llamativo que puede ser, representa facilidad y agilidad en la vida cotidiana. Un cliente ahora puede salir a trotar sin necesidad de llevar efectivo o puede ir al supermercado y demorarse pocos segundos en el pago de sus compras. Y esto, con la misma seguridad que le ofrece la tarjeta débito convencional”, explica María Andrea Claros, directora de pagos de Bancolombia.

Agrega que las condiciones están más que dadas para un uso masivo de este medio de pago, y que, de hecho, el país ya lo está viviendo. “Cada vez son más las personas que pagan sus compras con sus tarjetas débito con tecnología NFC. Pasa lo mismo en los sistemas de transporte masivo de Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla, Pereira y Bucaramanga, en donde más de 2.6 millones de clientes pagan su pasaje pasando su tarjeta débito a la entrada”, concluye la directiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.