Flores de Funza, de Colombia para el mundo

Flores de Funza, de Colombia para el mundo

Es difícil imaginar todo el trabajo y nivel de detalle que hay tras de cada flor puesta en un florero, en un buque o en un arreglo. Son seres vivos extraordinarios que incluso separadas de sus raíces tienen la capacidad de sobrevivir a largos viajes por mar o por aire y, aun así, llegar a su lugar de destino, evolucionar y florecer por otras 2 semanas.

Flores de Funza es una empresa colombiana que nació hace más de 42 años con la visión de exportar su producto de alta calidad principalmente a Europa. Desde su concepción se planteó como un proyecto de largo aliento. Su trasegar por cuatro décadas los ha llevado a crecer, cambiar y evolucionar hasta llegar, hoy, a su momento de transformación digital.

Esta empresa produce anualmente para exportar cerca de 312 millones de tallos de diferentes especies como claveles, astromelias, claveles miniatura y rosas, entre otras, teniendo una participación de aproximadamente el 3% de las exportaciones colombianas. A diferencia de otras compañías que normalmente concentran sus exportaciones en casi un 80% en los Estados Unidos, Flores de Funza exporta un 60% a dicho mercado, y otro 40% al resto del mundo.

La historia de la exportación floral en Colombia se remonta a 1969, por lo cual se considera un negocio relativamente nuevo comparado con el de otros productos agrícolas como el café, que le lleva un siglo de ventaja. Sin embargo, la floricultura es una actividad agrícola que ha evolucionado y se ha industrializado vertiginosamente. Su tecnificación y otros avances de industria le han permitido a la floricultura posicionar y mantener a Colombia como el segundo mayor productor de flores del mundo.

Emilio Borrero, presidente de Flores de Funza durante los últimos 35 años, asegura que la floricultura es un sector muy importante para el país en dos aspectos: como generador de empleo a través del que se promueve el desarrollo y como generador de divisas. A propósito de esto, Borrero nos explica que si la floricultura es un productor significativo de divisas es porque empresas como la suya han alcanzado un nivel muy alto para competir con mercados globales que están en crecimiento.

“Nosotros no podemos competir con otros mercados simplemente porque somos colombianos. Hoy en día competimos mucho con África en donde el mercado de flores está creciendo especialmente en Kenia, y la razón es que allá tienen unas condiciones climáticas similares a las nuestras, pero los costos de la mano de obra son muy bajos, lo cual nos pone en un nivel de competitividad muy alto.” – Emilio Borrero, presidente de Flores de Funza.     

El negocio de las flores no da espacio a la improvisación

San Valentín y el Día de la Madre son las dos fechas más importantes de todo el año para cualquier productor de flores. Las semanas 4, 5 y 6 para San Valentín y de la 15 a la 18 para el Día de la Madre son las épocas del año que duplican el pico de producción, al igual que la demanda de mano de obra.

Para poder garantizar una respuesta oportuna y cada vez más eficaz durante estas temporadas de alta producción, Flores de Funza inició todo un proceso de transformación digital que le permite a los operarios de la zona de postcosecha, en cada una de las fincas, ver en tiempo real los pedidos confirmados y su asignación por centro de producción.

Este sistema, denominado FunzaNet está en capacidad de hacer seguimiento en tiempo real de la etapa en la que se encuentran los pedidos de cada cliente y facilitar la labor manual de clasificación de bonches o ramos de flores. Todo esto ocurre en kioscos equipados con tabletas que cuentan con aplicativos en la nube de Microsoft Azure especialmente diseñados para manejar inventarios de cada flor que pasa a proceso de empaque.

Reducir el tiempo de preparación de pedidos de los clientes le ha permitido a Flores de Funza incrementar la productividad y disminuir la exposición de las flores a factores de estrés. La administración de datos en la nube ha representado además una disminución significativa en los márgenes de error y de pérdida de información. Se dejó de consignar datos a mano en planillas y se les entregó mayor agilidad a los operarios, fortaleciendo este eslabón de la cadena de suministro.

Funzanet como servicio en la Nube de Microsoft

Sumado a esta innovación en las fincas, Flores de Funza inició su proceso de migración a la nube de Microsoft Azure tres años atrás. Fanny Basto, Jefe del Departamento de T.I., explica que este proceso persigue tres objetivos “continuidad de negocio: asegurarle a la compañía su operación sabiendo que al sacar su data center lo iban a tener disponible en otro lado; facilitarle a la compañía la posibilidad de formalizar información que estaba desagregada a través de Internet de las Cosas; y tomar toda la información histórica que se encuentra dispersa y llevarla a la analítica que permita tomar decisiones predictivas y no reactivas”

Para hacer esto posible era necesario alivianar los riesgos de exposición, vulnerabilidad e inseguridad de todo su centro de datos trasladándolo a un lugar de fácil acceso, democrático y seguro.

Del óptimo y adecuado funcionamiento de este centro de datos depende la operación de los ocho centros de producción de toda la compañía, razón por la cual era esencial garantizar que este esquema descentralizado de operaciones con el que cuentan fuera ajeno a cualquier eventualidad estructural o energética.

Anteriormente, cada centro de producción tenía su propio data center; sin embargo, esta metodología resultaba costosa y riesgosa para la compañía y en muchas ocasiones también era ineficiente. Fue entonces cuando decidieron centralizar la operación de Funzanet, la aplicación core del negocio, en una única oficina en Bogotá.

Yamil Tannus, Gerente de Suministros y Sistemas, explica que Funzanet se convirtió en el sistema por el cual se hace la toma de los pedidos, su confirmación y posterior asignación a cada centro de producción, se coordina la logística, se factura y se controla el despacho de las cajas de carga de cada centro de producción al aeropuerto. Se hace el recaudo de las ventas y la monetización de las divisas para cargar la información contable.

Las implicaciones y los costos de mantener Funzanet en el edificio bajo unos niveles de riesgo ya identificados, fue lo que los llevó a establecer un plan de continuidad del negocio y a tomar la decisión de hacer el traslado de toda su plataforma informática a la nube como servicio en Azure.

Aunque la migración de toda su infraestructura y de las aplicaciones de su centro de datos empezó a hacerse de forma gradual desde el año pasado, hoy en día toda la operación de Flores de Funza opera en un 100% desde la nube de Azure.

Así las cosas, con la precisión de los datos, el seguimiento de cada uno de los procesos que involucra la producción y la capacidad de manejar el negocio desde la nube, cada una de las flores que ya fueron empacadas para el día de la madre, llegarán a su destino como si acabara de salir del jardín de Flores de Funza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.