Flame: amenaza más compleja que Stuxnet

Empresas de Seguridad han detectado una nueva amenaza más compleja y desarrollada que la vulnerabilidad denominada Stuxnet, un tipo de virus creados por Estados o empresas debido a su alta complejidad y una buena cantidad de recursos necesarios para su desarrollo.

Creado con el propósito de desarrollar ataques contra países, más específicamente contra infraestructuras estatales, Flame la nueva vulnerabilidad que según expertos del equipo de Security Response de Symantec  revela que el malware fue fabricado con la capacidad de obtener información de sistemas infectados ubicados principalmente en Medio Oriente. Al igual que con las dos amenazas anteriores, este código no fue escrito por una sola persona, sino por un grupo de personal digido, organizado y bien financiado. El código incluye múltiples referencias al hilo ‘FLAME‘, lo cual puede indicar instancias de ataques por parte de varias partes del código o el nombre del proyecto de desarrollo del malware.

La amenaza es un nuevo capitulo en cuanto a las guerra cibernetica, esta vulnerabilidad en especifico tiene como objetivos a Cisjordania Palestina, Hungría, Irán y  Líbano, pero igual se han presentado ataques a otros países como Rusia, Austria, Hong Kong y los Emiratos Árabes Unidos, con ataques dirigidos a sectores de la industria, donde muchos de los sistemas atacados parecen ser ordenadores personales que se utilizan desde conexiones de Internet a nivel hogar.

Por tal razón es conveniente estar al tanto de los boletines de seguridad, dado que aunque nos parezcan ataques lejanos, al Internet ser una red abierta y como se ha notado no hay objetivos específicos, podemos estar ad portas de un ataque de nivel global.

Ante este panorama Eugene Kaspersky, CEO y co-fundador de Kaspersky Lab, afirma:

“La amenaza de la guerra cibernética ha sido uno de los temas más graves en el área de la seguridad de la información desde hace varios años. Stuxnet y Duqu pertenecían a una sola cadena de ataques, lo que incrementó las preocupaciones relacionadas con la ciberguerra en todo el mundo. El malware Flame parece ser una nueva fase en esta guerra, y es importante entender que este tipo de armas cibernéticas se puede utilizar fácilmente en contra de cualquier país. A diferencia de la guerra convencional, los países más desarrollados son en realidad los más vulnerables en este caso”.