Saltar al contenido
Guapacho – Tecnología, ciencia y cultura digital

Fitbit Flyer el placer de la música cuando entrenas

Si bien es cierto, entrenar con música es de esos placeres que siempre eran bien recibidos, lo cierto es que ante esto existen dos grandes problemas.

El primero, es que a veces en los gimnasios o recintos en los cuales hacemos ejercicio, la música no es que sea la más adecuada, les juro que he escuchado baladas suaves de los ochentas, justo cuando intentabas llegar al fallo en una sentadilla o en una dominada y pues así, es muy difícil.

LEA TAMBIÉN: Probamos la Fitbit Aria 2 y estas son nuestras impresiones

Lo segundo es la comodidad de algunos audífonos personales; el sudor, el movimiento fuerte y repetitivo y los incómodos accesorios, como el cable y los auriculares, hacen que a veces uno termine por prescindir y prefiera seguir corriendo o entrenando en silencio.

Y aquí es donde precisamente entra Fitbit Flyer de Fitbit, el cual al ser diseñado para el mundo fitness, tienen en cuenta la comodidad y las necesidades cuando entrenamos.

Una de las cosas a tener en cuenta es el tamaño, no son pequeños para ser del tipo intrauriculares, pero tampoco son incómodos, de hecho vienen con múltiples “accesorios” de diferentes tamaños para ajustarlos para mayor comodidad, de hecho yo aconsejaría que leyéramos el manual y probáramos en diferentes ambientes extremos para encontrar el accesorio perfecto.

Otra de las cosas interesantes, es que son inalámbricos, si de acuerdo, no son los primeros ni los últimos, pero tienen un excelente alcance y son de los accesorios de su tipo que menos problema me dieron para enlazarlo y conectar, pudo haber sido suerte, pero me dio una buena sensación.

En cuanto a su forma, en lo personal son de un buen tamaño y un peso adecuado, además que tienen una sensación de solidez que se necesita cuando estamos entrenando y que no estemos preocupados que se vayan a romper o a dañar.

En cuanto a funcionalidad tenemos un mando suficientemente grande, y desde el cual podemos manipular el sonido, cambiando las canciones, pausarlas, subir/bajar el volumen y contestar y terminar llamadas de manera muy cómoda y elegante.

Y por último para los más exigentes en temas musicales, el sonido que se logra a través de los Fitbit Flyer, es de una calidad superior, sumado a unos excelentes bajos y un diseño que aísla el sonido ambiente, lo cual es lo mejor para concentrarnos en nuestro ejercicio tal y como se debe.

Una de las cosas que no juegan a favor de los Fitbit Flyer, es por lo menos en el modelo que usamos, es que su color blanco y el entorno en el que usamos tendían a mancharse con mucha facilidad, nada que no se pueda solucionar con un poco de agua o limpiador y un paño de microfibra, pero puedes transportarlos en la bolsa que viene incluida y solo usarlos en tus entrenamientos, ya que para eso fueron diseñados, pero si quieres usarlos a diario no supondría ningún problema.

Definitivamente los Fitbit Flyer son de esos accesorios fuertes para hacer ejercicio, pero que no necesariamente no vienen con diseño y buen estilo.