Saltar al contenido
Guapacho – Tecnología, ciencia y cultura digital

El Bitcoin amenaza el futúro del Dolar

Bitcoin es la nueva moneda digital experimental que permite realizar pagos instantáneos a cualquiera parte del mundo. Bitcoin utiliza peer-to-peer (P2P) para operar sin una autoridad central, es decir que es una moneda libre que no tiene que ser intervenida o modificada por alguna ley o país. La gestión de las operaciones y la emisión de dinero se llevan a cabo en conjunto por la red. Bitcoin es también el nombre del software de código abierto que permite el uso de esta moneda.

Pues resulta que esta moneda alcanzó casi los 20 dólares durante esta semana. Hace un par de meses era posible cambiar en Mt. Gox (la mayor casa de cambio de esta moneda), a U$5,88 dólares, una cifra promedio ya que el Bitcoin ha llegado a alcanzar los U$29,58 dólares y unos meses antes había caído a los 2,14.

Según David Ávila, de la sociedad Sec21, dedicada a la seguridad en el mundo digital “las fluctuaciones del bitcoin son una respuesta a los robos en los sitios de cambio de estas monedas virtuales; pero no por una desconfianza de la gente en el bitcoin”.

Esta moneda fue creada en 2009 por el enigmático Satoshi Nakamoto con el objetivo de crear un sistema monetario descentralizado y seguro, independiente de gobiernos, bancos o empresas de procesamiento de pagos. Bitcoin es una moneda virtual, cifrada y de circulación P2P que se desarrolló a través de una plataforma open source. Esta invención está constituida como una de las primeras implantaciones con el concepto de criptomoneda.

Como suele suceder con esta clase de plataformas con finalidades económicas siempre existen detractores y el Banco Central Europeo desarrolló un informe sobre el negativo que hablaba del impacto del bitcoin en la reputación de los bancos centrales. Desde la emisión de este informe en octubre, la cotización de la moneda virtual ha subido un 55% respecto al dólar, lo cual ha hecho que se prohiba su uso en Estados Unidos.

La usaremos por el momento hasta que nuestro gobierno nos siga obligando a usar el corrupto sistema bancario nacional.