Saltar al contenido
Guapacho – Tecnología, ciencia y cultura digital

De cuando estuvimos en la Formula Uno en Brasil…

brasil2

Bueno, muchos de mis amigos (los unopuntocero y los dospuntocero), saben que fui invitado por la gente de LG a la final de la Formula Uno, que se realizo en Interlagos, Sao Paulo – Brasil, y pues como me fue, ya les comento.

brasil3
Antes de empezar las carreras

Aunque les confieso que no entendía como era el cuento de la Formula Uno, les puedo decir que es algo alucinante, son 71 vueltas, esos carros van a toda madre ( algo así como a más de 320 Km/h), cuando empezo a llover el primer día, pensé que iban a parar la carrera, nada más alejado, cambian las llantas y siguen como si nada, de hecho ni bajan la velocidad.

La gente de LG y otras empresas de latinoamericana, trajeron a los ganadores de algunos concursos, consistente en compras, (yo fui por ser yo, jejeje), y fueron muy amables con todos nosotros, el hotel, la comida, las entradas al autodromo (que costaban muchísimo) y todo lo bien que la pasamos.

Yo personalmente estuve un momento en la zona VIP, donde de los carros lo único que pudimos ver, fueron las llantas, pero igual estuvimos cerca de los pilotos y de las zonas de las diferentes escuderias

james_brasil
Con los de Redbull por afinidad geek
brasil
Aquí la foto con los ganadores de Venezuela.
brasil5
Los kits notese los tapaoidos, en serio el sonido es altisimo
brasil6
La pista de Interlagos desde donde estabamos
brasil4
¡Viene uno!, ¡Viene uno!, y ¿quien era?
cerveza_brasil
No podía faltar la cervecita para ese calor...

Video de como se ve en la lluvia un monstruo de estos a mas de 300 Km/h

Como dato curioso, fuimos a comer Churrasco argentino, si, en Sao Paulo y al lado de nosotros estaba el corredor español Fernando Alonso, y si me preguntan, en ese momento estaba comiendo y no me tome la foto 🙁 ,

Bueno el domingo, la carrera estuvo del carajo, no llovió, hizo un sol muy bueno, no gano el favorito de la afición, Rubens Barichello, de pronto por eso no vi algarabía y samba a la salida, (ni modo, otra vez será)…

En resumen la pase muy bueno, conocí y me dí mi roce con las altas esferas del automovilismo mundial (convencido).

Gracias señores de LG, que buen regalo de cumpleaños!!