Saltar al contenido
Guapacho – Tecnología, ciencia y cultura digital

Colombianos buscan en el sur de la Florida, una opción para invertir fuera de su país.

Colombianos buscan en el sur de la Florida, una opción para invertir fuera de su país.

Históricamente, los colombianos no invertían sus dineros en los Estados Unidos. Sin embargo, en los últimos dos años, la presencia de inversionistas provenientes del país cafetero se ha incrementado, debido al gran interés de estos por dolarizar sus capitales ante la devaluación del peso, los cambios en la reforma tributaria, las diferentes expectativas que ha generado la firma del proceso Paz con las FARC y la campaña electoral que se avecina.

Rodrigo Azpúrua, CEO & presidente de Riviera Point Development Group en el Sur de la Florida, ha notado esta tendencia en los últimos 24 meses. Su firma desarrolladora, construye hoteles y complejos de oficinas en Miami, Orlando y otras ciudades de los Estados Unidos, con capital de inversionistas de Latinoamérica.

Esta tendencia, está ganando mercado en el rubro del inmobiliario comercial, y también es visible en el comercio residencial de Miami. Por ejemplo, según el reciente estudio de la Asociación de Agentes de Bienes Raíces de Miami, los colombianos son quienes encabezan la lista de búsquedas por Internet para adquirir un bien inmobiliario en esta ciudad. En junio del presente año, Colombia registro el 10 por ciento de todas las transacciones de compradores internacionales en el Sur de La Florida, según una encuesta realizada por la Agencia Nacional de Bienes Raíces. El precio promedio de compra de los colombianos se registra en el orden de los 516 mil dólares, según el Perfil 2017 de Compradores Internacionales de Viviendas de Miami.

Según Azpúrua: “A los colombianos les interesa invertir en la Florida para mejorar el nivel de seguridad de su patrimonio ya que en la diversificación uno se expone a una serie de riesgos que se pueden compensar.”

Para Rodrigo Azpúrua: “La devaluación del peso frente al dólar, y las pocas garantías económicas y los demasiados tramites fiscales y burocráticos que se necesitan para invertir en Colombia, están impulsando al inversor colombiano a buscar una salida económica diferente, en otros lugares del mundo, incluyendo en las ciudades más grandes de la Florida. Tanto es así, que en términos de compra de propiedades residenciales en Miami, los colombianos y brasileros empataron en el tercer puesto en junio de 2017, detrás de los venezolanos y argentinos. Este es un fenómeno que jamás nos hubiéramos imaginado no mucho tiempo atrás”.

“Desde Miami hasta Orlando, las oportunidades de inversiones para personas extranjeras son muy altas. Hoy en día, una familia o individuo puede convertirse un socio comercial de la construcción de un hotel u oficina con capitales mínimos y con buenos muy resultados. Lo importante es analizar cada oportunidad de inversión y rodearse de socios con mucha experiencia y con un conocimiento profundo del sistema de los Estados Unidos”, concluye Azpúrua.

La oferta en La Capital del Sol es muy nutrida, lo que permite el acceso a compradores que persiguen distintos objetivos y cuentan con presupuestos muy diferentes entre sí. En términos de valores, los extranjeros pagan en promedio más del doble (US$500.000) por unidad, en comparación de los US$250.000 desembolsados por los americanos, para la adquisición de un apartamento. En el caso de los colombianos en particular, pagan por cada unidad un promedio de US$510.000, y de estos en su gran mayoría, el 76% compran en el condado Miami-Dade. Colombianos invirtieron en Miami, más de dos billones de pesos en el año 2016, en el sector de finca raíz, según cifras de la Asociación de Agentes de Bienes Raíces de Miami.