Colombia se monta en la "computación en la nube"

Colombia se monta en la “computación en la nube”

A nivel mundial, una nueva forma de tecnología se viene desarrollando, tendiente a ahorrar costo significativos a las empresas, esta tecnología es llamada cloud computing o computación en la nube.

La idea es acceder a servicios y aplicaciones via internet, mediante un navegador web, en este segmento uno de  principales competidores  es Google Apps, con 20 millones de personas y dos millones de organizaciones usuarias en cien países. Se trata de una ‘suite’ de aplicaciones de comunicación y colaboración que ahorra a las organizaciones importantes recursos que, de otra forma, deberían destinar a inversiones de hardware y de software así como en personal técnico especializado.

En nuestro país, Colombia ya son muchas las organizaciones que han dado este paso. Tres de ellas, Avantel, la Superintendencia de Servicios PúblicosSSP–, y Fedepalma, han aprendido que tan beneficioso es este cambio para ellas.

La empresa de telecomunicaciones móviles Avantel adoptó la plataforma de Google Apps para solucionar problemas y limitaciones con sus sistemas de correo y mensajería

La Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios es una de las entidades del Estado colombiano pioneras en adoptar Google Apps Premier. La SSP tenía varios objetivos para implementar esta solución: la flexibilidad que podría brindar a los usuarios para comunicarse –por correo, mensajería instantánea y videoconferencia– y para colaborar en documentos compartidos en línea, y los bajos costos mensuales, que permitirían drásticamente su presupuesto en TI, al reducir el número de servidores y otros equipos, así como los costos de administración y soporte técnico.

Fedepalma, (Federación Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite), decidió adoptar Google Apps Premier Edition en sus sedes de Bogotá, Villavicencio (Meta) y Cumaral (Casanare), además de las sedes del Centro de Investigación en Palma de Aceite, Cenipalma, en Bogotá, Villavicencio, Tumaco (Nariño), Barrancabermeja (Santander) y Fundación (Magdalena).

Definitivamente este es un paso gigantesco hacia la nueva forma de computación, donde las empresas logran mayor eficiencia, sin necesariamente incrementar sus costos de operación.

Comentarios cerrados.