Argentina: sufriendo el “Canon Digital” y esperando los goles de la Copa.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedIn

Mientras muchos aficionados del fútbol se preparan para vivir la celebración de la Copa América, otros, menos felices, manifiestan su inconformismo en Argentina ante el Canon Digital, un impuesto adicional para algunos periféricos y dispositivos tecnológicos (discos rígidos, tarjetas de memoria, CD, DVD, celulares y otros aparatos) para compensar a las víctimas de la piratería que ven violados sus derechos de autor, como diría Andrés Cepeda, día tras día.

Hoy en la tarde La Comisión De Legislación General del Senado de la Nación debatió el  Canon que, de aprobarse, aumentaría los precios de los siguientes dispositivos:

– Grabadoras de discos (CD, DVD, Blu-Ray): 10% y los discos subirían un 75%.

– Memorias USB y tarjetas de memoria (SD, Micro SD, etc): 5%

– Reproductores MP3, video, etc.: 10%  y los celulares capaces de reproducir esos formatos, un 1% más.

Y mientras unos podrían pagar impuestos… los creadores del proyecto: la Sociedad General de Autores de la Argentina (ARGENTORES), la Asociación Argentina de Intérpretes (AADI), la Sociedad Argentina de Gestión de Actores Intérpretes (SAGAI) y Directores Argentinos Cinematográficos (DAC), la Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas (CAPIF) y la Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música (SADAIC) esperan que mañana  el proyecto de ley pase en el debate de la Cámara Alta

Como era de esperarse la propuesta tuvo un inmenso rechazo en las redes  sociales que con la frase “No al Canon” que la calificaron como un impuesto que fomenta la piratería, sataniza algunos dispositivos que no son usados en esta práctica, dudan que el recaudo del impuesto vaya destinado a acolchonar el flujo constante de dinero que han tenido las personas afectadas por la piratería.

Personalmente, no me parece una solución. Si bien es cierto que la piratería es un problema, existen otras formas de reducirlo: bajando los precios del acceso a la cultura, dando oportunidades de adquirir los productos con créditos a un bajo costo de interés, innovando como sucedió con la industria del cine que para hacerle frente a este problema crearon el cine en 3D o, sencillamente, utilizando la imaginación y que las empresa le den vueltas a sus planes de negocio y adaptándose a los nuevos tiempos cómo lo realizó Itunes vendiendo canciones a 1 dolar dejando de lado el terrible problema de tener que comprar todo un CD para escuchar una canción favorita. Para mi, el  Canon Digital no es la solución al problema. Lo agudiza. El capitalismo tiene sus reglas. Una de ellas: la lógica del comprador, que si se consigue el mismo producto por un precio menor su decisión será adquirir el que menos billetes le saque de su bolsillo.

Amanecerá y veremos si el Canon navega o se hunde al igual que sucedió en España hace un tiempo. Mientras sucede, los Hackers de Anonymous anunciaron su rechazo vaticinando posibles ataques cibernéticos en contra de la Cámara Alta Argentina.

Y usted qué opina ¿está de acuerdo o en desacuerdo con el proyecto de ley?

 

Comentarios cerrados.