Aquí no hay nada “Claro” – Parte 1

Creo que soy uno de los miles de usuarios insatisfechos con los servicios de Claro telecomunicaciones. Antes me quejaba por el pésimo servicio de telefonía celular y afortunadamente logré terminar el contrato y pasarme a Movistar.

Recientemente cambié de residencia y tuve la mala fortuna de recaer nuevamente en este mal, ya que el edificio donde vivo tiene listo todo el cableado de “Claro” y me informaron que si quería tener televisión e internet solo debía llamar para que realizaran la instalación lo más rápido posible.

Indudablemente todos cometemos errores pero en esta ocasión recaí en el peor, tomar nuevamente un contrato con esta empresa. Quiero que entiendan que todo lo hice por mi afán de tener Internet en casa. Todos sabemos lo importante que es para mi o para cualquier persona contar con este servicio.

Lastimosamente acá están las consecuencias e inconsistencias enumeradas una a una para que los lectores de esta editorial no cometan nuevamente esta gran equivocación:

1. Decidí llamar a Claro para conocer costos y especificaciones del servicio y lastimosamente me convencieron de tomarlo con un mes de prueba sin costo. Es decir que el mes de marzo sería completamente GRATIS, razón por la cual accedí con mi aprobación telefónica.

2. El asesor que me atendió aseguró que la instalación se realizaría el sábado 23 de febrero, día en el que me encontraba en casa y podía supervisar todo. Jamás cumplieron con la cita y llegaron hasta el lunes 25 de Febrero para instalar el servicio con tan mala suerte que rompieron el mueble donde se encontraba el televisor.

Lo único que hicieron eficientemente fue llamar a preguntarme ¿cómo había quedado la instalación? y obviamente les conté del daño que hicieron a lo cual contestaron que pasarían nuevamente el sábado 2 de marzo a repararlo. JAMAS LLEGARON y hasta el momento no se han reportado

3. Hoy, 20 de marzo de 2013, increíblemente llega la primera factura cobrando el supuesto mes Gratis que me regalarían por tomar el servicio, algo inesperado y completamente injusto pues solo acepté a “Claro” por que me regalarían este primer mes de uso.

4. Llamé a claro disgustado pues me siento completamente estafado con esta clase de comportamientos y me indican que efectivamente me regalaron el primer mes, ya que tomé el servicio el 23 de febrero, algo que es completamente ilógico y falso pues instalaron el servicio el 26 de febrero. Es decir, me regalaron solo 2 días de servicio.

Acá creo que hace falta razonamiento básico y aclarar qué un mes no tiene relación en absoluto con 2 días de servicio. Acá les dejo la definición de mes según Wikipedia para que no exista duda alguna del término.

(del latín mensis) es cada uno de los doce períodos de tiempo, de entre 28 y 31 días, en que se divide el año.

¿Entienden la lógica de Claro Telecomunicaciones? Para ellos cualquier periodo de tiempo es un mes, entonces porqué no me especificaron esto al momento de hacer el contrato y me engañaron diciendo que me darían un mes de servicio gratis cuando todo esto era falso?

Ha, y se me olvidaba. Para completar esta historia, en la factura que llegó adjuntaron una carta donde ASEGURAN que la instalación del servicio se realizó el 23 de Febrero lo cual es completamente falso ya que jamás cumplieron con la cita que ellos mismos organizaron.

Ahora me dicen que la solución será ir a un punto de atención Claro donde continuará mi viacrucis. Y sólo para ustedes documentaré el proceso para hacer una queja formal frente a esta empresa. Recuerdo que cuando tenía servicio de telefonía celular me tomó 2 horas y media plantear una queja. Vamos a ver cuánto tiempo me tomará que se cumplan las promesas que hicieron a uno de sus clientes para tomar este pésimo servicio.

Nos veremos pronto en un nuevo episodio de: Aquí no hay nada “Claro” – Parte 2

@osorioesteban

Adicto a la tecnología. 50% de su tiempo lo gasta buscando oportunidades de mercadeo para los blogs y el otro 50% procastinando (escribiendo). Amante de todo lo que se puede llamar tecnología. Contacto: esteban.osorio@t4medios.com Pueden seguirlo en Twitter desde: @osorioesteban