Con un original concepto, nuevo en el sector de los relojes conectados, el primer TAG Heuer posee un módulo conectado puede intercambiarse con un módulo mecánico de Alta Relojería, con 3 agujas o con cronógrafo