Todo indica que el mercado de los televisores OLED está al alza y durante este año en el mundo se venderán más de 3.000 millones de dólares en dispositivos con esta tecnología, la más avanzada