Corea del Sur acaba de anunciar una verdadera revolución en el sistema educativo actual: Planea que para el 2015 todos los libros y cuadernos en los colegios sean reemplazados por tablets y computación en