El cruce de datos inalambricos ha crecido de manera alarmante en los últimos años, y de la misma medida la exigencia de los usuarios de tener mayor velocidad y servicios asociados a esta tecnología