SAP es la primera multinacional de tecnología que recibe certificación global de igualdad de género

Santa Monica, California, USA --- Smiling students talking outdoors --- Image by © 237/Sam Edwards/Ocean/Corbis

Santa Monica, California, USA — Smiling students talking outdoors — Image by © 237/Sam Edwards/Ocean/Corbis

La certificación, principal normativa sobre el tema de igualdad de género del mundo, se fundamenta en una metodología que contempla la evaluación del compromiso asumido por las organizaciones corporativas al respecto. Lanzada formalmente en el Foro Económico Mundial de 2011, dicha metodología sobresale por su rigor y por su efecto positivo sobre el mundo empresarial.

El proceso de certificación global de SAP se inició en marzo de 2016, luego de que la compañía se convirtiera a comienzos del año en la primera compañía de tecnología en completarlo en Estados Unidos. Exige la evaluación de al menos el 80% de las oficinas que posee una organización corporativa en el mundo y fue otorgada a SAP luego de que una firma externa revisara los datos, las prácticas implementadas en relación con la equidad de género, las políticas de contratación laboral y los resultados de encuestas conducidas entre sus empleados en 12 países: Australia, Brasil, Canadá, China, República Checa, Francia, Alemania, India, Irlanda, Japón, Singapur y Reino Unido. Los criterios aplicados a dicha revisión abarcaron los campos de reclutamiento y promoción laboral, capacitación y tutorías para el desarrollo de liderazgo, flexibilidad laboral y cultura corporativa.

“Debemos estar a la vanguardia de todo esfuerzo tendiente a suprimir prejuicios y sesgos del ámbito empresarial”, señaló Bill McDermott, Presidente Corporativo de SAP. “Esta certificación global marca un hito en nuestra trayectoria de actividades emprendidas con el fin de eliminar cualquier tipo de discriminación en el sitio de trabajo. Nos enorgullecen todas las inversiones hechas en el desarrollo de tecnologías y programas que promueven la inclusión laboral y éste es otro paso en nuestra lucha por liderar este cambio vital y contribuir a que el mundo funcione mejor y la calidad de vida de las personas se eleve sin distinción alguna”.

La junta directiva de SAP ha asumido el compromiso hasta finales de 2017 de asignar el 25% de sus cargos de alta gerencia a mujeres líderes. Los resultados ya son tangibles: según las cifras reportadas para el segundo trimestre de 2016, el personal femenino ocupa el 24,1% de los cargos directivos y el 32.5% de todos los puestos laborales disponibles en SAP.

Las acciones emprendidas por la compañía para alcanzar la igualdad de género trascienden el entorno estrictamente profesional. El mes pasado, por ejemplo, SAP llevó a cabo un análisis de equidad salarial entre su base de empleados en Estados Unidos e incrementó proactivamente la remuneración de aquellos por debajo de la paridad salarial. Adicionalmente, se anunció la disponibilidad de una herramienta de aprendizaje mecánico que, entre otras funcionalidades, detecta cualquier sesgo en las descripciones de los cargos laborales disponibles.

“La igualdad de género no es una iniciativa de responsabilidad social corporativa ni un simple beneficio cultural”, indicó Stefan Ries, Director General de Recursos Humanos de SAP. “Es un diferenciador estratégico, una fuente de innovación y un sólido generador de ingresos para nuestra compañía. Recibimos este reconocimiento con orgullo, pero no por ello cejaremos en nuestros esfuerzos por crear una cultura en la que empleados de cualquier procedencia o antecedentes puedan sobresalir y triunfar. Queremos convertirnos en el modelo a seguir dentro de la industria tecnológica, en todo lo que respecta a la generación de oportunidades para las mujeres y para todos aquellos grupos de individuos con escasa representación, esperando que otras organizaciones dentro de nuestro mercado opten por seguir nuestros pasos”, agregó.

“La industria de la tecnología constituye el hogar de innovadores provenientes de todos los rincones del planeta y por eso la diversidad es tan relevante. Aunque la comunidad tecnológica en general ha obtenido calificaciones tradicionalmente bajas en el tema de la equidad de género, SAP ha tomado las riendas a través de un sólido compromiso asumido públicamente y de destacados programas y esfuerzos que la promueven de manera cotidiana y en el sitio mismo de trabajo”, destacó Aniela Unguresan, Cofundadora de EDGE Certified Foundation. “Con la obtención de esta certificación global, SAP continúa fijando la norma de equidad de género para la industria tecnológica. Aplaudimos sus esfuerzos por promover una fuerza laboral donde hay cabida para una cultura de diversidad, inclusión y equidad”, concluyó.