Internet, la voz es de todos (acerca del caso Wikileaks)

Antes de la era de la información, las telecomunicaciones y la posibilidad de conectarnos en lo que se ha denominado la aldea global, existían al interior de los gobiernos, estados y grandes corporaciones muchos secretos, los cuales de alguna manera protegían su entorno y controlaban su actuar en el mundo.

También existía el fenómeno de la información manejada en manos de algunos medios, escenario que fue transformado por los blogs independientes que vivían los acontecimientos de primera mano y lo publicaban en sus bitácoras sin ningún tipo de censura o filtro editorial, hablo específicamente del caso de la guerra de Irak con los warbloggers, donde las grandes cadenas trataron de ocultar lo que algunos pocos, armados de sus portátiles, una cámara y conexión a internet mostraron la realidad de la guerra.

Los medios de comunicación aprendieron la lección y se han adaptado, creando un estilo denominado “periodismo ciudadano”, en el cual tiene cabida aquel que quiera publicar y hacer sentir su voz.

Pero en cuanto a los gobiernos el tema es más delicado, existe información que por algo es clasificada, pero eso no quiere decir que ellos puedan manejar los hilos del poder como antes, ahora existen formas de que los ciudadanos nos enteremos de cómo se maneja el mundo.

La filtración hecha por Wikileaks, ha demostrado que ningún sistema (informático, diplomático o gubernamental) es cien por ciento  seguro, siempre existe un eslabón débil en la cadena: el usuario, el cual puede actuar en venganza, ideología, descuido o peor aún por dinero.

No pretendo decir quién es el malo ni el bueno de la película, solo digo que en cuanto exista información secreta, códigos encubiertos y movimientos ocultos a los ojos de la sociedad, existirán personas que deseen que esa información sea conocida por todos, y esto se aplica a todos los ámbitos.

Estas personas pueden tener diferentes apelativos, hoy en día y por la filtración de wikileaks, se les ha denominado hackers, donde con la corriente llamada hacktivismo, pretende evolucionar las ideas hippies donde se busca una “una sociedad justa e igualitaria donde todos tengamos acceso a la información”, aunque los hackers han desarrollado acciones más concretas, diferenciados de los hippies donde lo querían hacer de forma más pacifica.

Los invito a leer el espectador.com: bajo la ley de los hackers, donde fui invitado amablemente a dar mi opinión, acerca del fenómeno del hacktivismo