Recuerdo varias escenas de cuando pequeño veía arrancar dientes flojos y hasta con bicicletas, pero en esta oportunidad pude ver como se arranca uno utilizando la tecnología, en este caso con un dron. Aquí